Abril, J´taime

“Hoy el tiempo se ha vuelto un ladrón. Los pájaros fingen estar muertos. Las hojas otoñales descienden como dardos rosando mi cabeza, como copos de nieve erosionando un témpano de hielo. Cuesta creernos aliñando la ensalada, compartiendo la bañera, obsesionándonos con música reggae, enrredados entre sábanas sin nada más que vernos. Desterrado de ese jardín, donde su tripa era la almohada perfecta, donde su olor a flor aromatizaba mi tez. Yo, que la aumento de charco a bahía, que cocino todo el calor que me entregó, permanezco recordando la última vez que estuvo conmigo, con las dudas, con los misterios de haber sido disparados con ese vendaval. Quizás algún día se abra el cerrojo y pueda descifrarlo. Por ahora, continúo intentando ser un molino manchego para menguar su calor, o incluso la albufera donde coloque su barca. Hoy el tiempo se ha vuelto un ladrón. Ha sido astuto, ha sido hábil. Hemos llegado lejos y perplejos pero el amor dejó de retumbar en nuestro porvenir. Y con tanto suspiro en nuestras bocas, las almas nunca se equivocan, porque al cerrar mis ojos, aún veo los suyos mirándome con amor. Este destino es una bestia pero es una bestia noble que es infalible y tengo fe en ella. Así pasan estos días, descodificando cómo llegamos hasta aqui. Voy, deshago, reviento, vuelvo y me reinvento. Las memorias de su tacto me insisten en que esa bestia va a ser noble tarde o temprano, y en que un día voy a despertar con la dulce esencia de su piel y los acordes de su cabello oscuro templando la angustia de mi pecho”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s